El blog de epaDesign

Recopilatorio de publicaciones de Emiliano Perez Ansaldi

Archivos por Etiqueta: diseño

Diseño de billetes. Un reto de uso diario

Diseño de billetes
Quizá sólo los apasionados por el diseño, nos hayamos parado a pensar que el diseño de los billetes que todos usamos cada día, representa uno de los retos proyectuales más grandes que pueden existir.

Para alguien que nació y vivió 30 años en Argentina, y que se ha acostumbrado a que le cambien los nombres y los diseños de la moneda cada 10 años; puede ser algo más o menos normal. Pero imaginaros que de un día para el otro, el Dollar no se llame más Dollar? Sería una catástrofe para cualquier norteaméricano (o ciudadano del resto del mundo).

Un dolar de 1928De hecho, los billetes de la moneda de Estados Unidos han sufrido mínimas variaciones desde que el Congreso americano aprobara su circulación el 8 de agosto de 1786. Este de la izquierda por ejemplo, es de 1928.

Independientemente de los cambios en los sistemas de seguridad anti falsificación, casi ninguno de los mortales no relacionado con el mundo del diseño, se ha preguntado si el billete de dólar americano cumple correctamente con su función proyectual. En palabras técnicas que usamos deberíamos preguntarnos: “Es eficaz?”. Claramente la respuesta es un rotundo NO. La homogeneidad de color dificulta su reconocimiento para personas con capacidades visuales reducidas (no ciegos, que tienen sistemas de reconocimiento táctil). El que tengan el mismo tamaño todas las denominaciones tampoco ayuda.

En virtud de esto, medio en broma, medio en serio nació el “Dollar ReDe$ign Project” donde particulares y profesionales pueden enviar sus propuestas para rediseñar los billetes americanos.

Una de las agencias que se lo tomó más en serio, fue el estudio Dowling Duncan, con sedes en Estados Unidos y el Reino Unido, que ha desarrollado y justificado todas las denominaciones existentes.

Para no aburriros más, os dejo con las propuestas y su justificación.






Por qué el tamaño?
Mantuvimos el mismo ancho de los dolares existentes. Sin embargo, cambiamos el largo de cada uno. De esa manera el billete de un dólar es el más corto y el de 100 es el más largo. Cuando los apilamos uno sobre otro, es muy fácil saber cuánto dinero tenemos. También es mucho más fácil distinguir los billetes de distintas denominaciones.

Por qué el formato vertical?
Cuando hicimos el estudio sobre cómo usaba la gente los billetes, nos dimos cuenta que se sostienen y se intercambian casi en su totalidad de forma vertical. Todas las máquinas aceptan los billetes en forma vertical. Por lo tanto, un billete vertical tiene mucho más sentido.

Por qué diferentes colores?
Es una de la maneras más fuertes de reconocer un billete del otro.

Por qué este diseño?
Queríamos que haya un concepto detrás de la imagen y que se relacione con cada billete. También deseábamos que sea educativo, no sólo para los americanos sino para también para los visitantes y extranjeros. Cada billete incluye en blanco y negro, una imagen particular relacionada con la cultura y la historia de Estados Unidos. También llevan un diseño o patrón relacionado con la imagen en particular.

$1 – El primer presidente afro americano
$5 – Las 5 mayores tribus de nativos americanos
$10 – El billete de los derechos, las 10 enmiendas de la Constitución americana
$20 – El Siglo XX de Estados Unidos
$50 – Los 50 Estados de Estados Unidos
$100 – Los 100 primeros días del presidente Franklin Roosevelt. (durante este tiempo, envió al Congreso más legislaciones que todos los anteriores presidentes americanos juntos. Ayudó a superar la crisis en tiempos de la Gran Depresión. Desde ese instante, todos los presidentes del mundo son juzgados por lo que realizan en sus primeros 100 días de gobierno).

billetes de diferente tamaño

Maquina de billetes

Obviamente, la dificultad de cambiar la moneda de Estados Unidos implica una logística desconocida hasta la fecha. Sólo pensar en qué cantidad de billetes de dólar están distribuidos por cada rincón del planeta, hace tambalear las piernas de la Reserva Federal, pero creo que es un reto que tarde o temprano, tendrán que afrontar.

PD: Os invito a curiosear por la web del “Dollar ReDe$ign Project”, ya que hay propuestas realmente interesantes.

Enlace de la entrada original

Anuncios

Diseñadores como cocineros

Os acordáis de esta entrada de Locos x los Bits que tanto revuelo causó?

Bueno, parece que hay mucha gente que piensa igual que yo, y que tiene mucha mejor mano que yo para el comic 🙂

diseñadores como cocinerosFuente: [Nariz Punteaguda]

 

Vale, ya soy freelance. Y ahora, cuánto cobro por una web?

Siempre eché en falta en mis años de Facultad, que entre tantas materias sin sentido, hubiesen puesto una de “Administración de Agencia”. Una materia donde nos enseñaran a armar presupuestos, sacar costes, estimar resultados, etc. Pero como sabemos que eso no existe y que los Reyes son los padres, me tocó aprenderlo por las malas. Equivocándome, perdiendo dinero, perdiendo clientes por cobrarles mucho, compensar un trabajo con otro y unos cuantos desaguisados varios.

Para que vosotros no sufráis lo mismo, voy a intentar explicar cual es mi método de cálculo para sacar presupuestos.

Antes de eso, quiero adelantaros que obviamente existe un valor de mercado que determina nuestro precio objetivo. Si cobramos demasiado no obtendremos ningún trabajo y si cobramos demasiado poco, desearemos nunca haberlo obtenido.

Si tenemos un cuenta estos factores y cobramos lo que creemos justo (con todas las variantes que ahora expondré), nunca nos sentiremos frustrados. Factor fundamental para trabajar a gusto.

Por eso, para garantizar que nunca perderemos dinero ni salud, estas son las cosas que debemos tener en cuenta:

1. Costes Fijos
Aquí tenemos que poner todos los costes que son inevitables de cubrir. A saber:

  • Alquiler
  • Impuestos
  • Internet
  • Sueldo deseado (Seamos razonables. Al principio no podemos pretender cobrar como Rock Star). En virtud también de la cantidad de horas que vamos a trabajar. Por ejemplo: 1840 horas/persona/año (46 semanas*5días*8horas) Si, con vacaciones incluidas.

Pongamos un ejemplo en cifras para ir poniendo las cosas en claro. (no están en ninguna moneda en concreto)

  • Alquiler 500 /mes. Total al año = 6000
  • Impuestos 200/mes. Total al año = 2400
  • Internet 100/mes. Total al año = 1200
  • Sueldo deseado 1500/mes. Total al año = 18000
  • Amortización de máquinas y equipos (IMPORTANTISIMO. NO OLVIDAR)200/mes. Total al año = 2400

Total Costes fijos = 30.000

El Punto de equilibrio corresponde a la ecuación = Ventas – (Costes Fijos + Costes Variables) = 0

2. Costes Variables
Aquí tenemos que incluir aquellos impuestos y gastos que van en función del trabajo. Más trabajo = más gastos variables. (por ejemplo, si tenemos mucho trabajo, el contratar un ayudante se pondría aquí)

Compra de CD, papel, móvil, transporte, etc.

Para hacer la cuenta más fácil, se calcula que no deben superar el 30% de las ventas para que la empresa sea viable.

Ventas – CF – CV = Ventas – CF – 0,3 * Ventas = 0

Por lo que tenemos… 0,7* Ventas – CF = 0

Ventas = CF/ 0,7 = 30.000/ 0, 7 = 42.857

Si queremos trabajar 1840 horas al año, esto nos da el valor unitario de 23,29/hora como para salir hechos.

Ahora… obviamente nadie trabaja para salir hecho, por lo que le tenemos que agregar el valor de beneficio. Se estipula que para trabajos intelectuales de índole profesional (como es nuestro caso), este porcentaje es (o debería ser)  de 35%.

O sea que el valor hora, con beneficio incluído es de: 23,29*35% = 31,44.

En esto quiero agregar dos cuestiones personales y totalmente subjetivas.

La primera es que hay que saber muy bien cuánto tiempo nos va a llevar cada trabajo. Aquí no hay recetas mágicas. Sólo la experiencia nos lo va a decir. Para eso, a medida que vayáis realizando trabajos podéis utilizar alguna herramienta de gestión de proyectos e ir viendo cuánto tiempo os lleva, por ejemplo, cada página de diseño editorial, cada plantilla de WordPress, etc.

Importante en este punto es saber calcular los tiempos de reuniones, llamadas, etc.

Y la segunda es que no se puede cobrar lo mismo el logo de una verdulería que el de un canal de televisión. Por más que sea el mismo trabajo.

Yo tengo una fórmula para resolver este interrogante. Y es el número de empleados de la Empresa que nos contrata.

De 1 a 10 empleados = 35% beneficio.
De 11 a 50 empleados = 50% beneficio.
De 51 a 100 empleados = 100% beneficio.

Entonces… EUREKA!!! Fórmula resuelta. Si sabemos cuánto tiempo nos lleva cada tipo de trabajo y ajustamos las horas que trabajamos para cada encargo y nunca cobramos menos que nuestro beneficio neto; siempre trabajaremos sabiendo que el final nuestra recompensa será la que esperábamos.

Saludos y hasta la próxima !!!